Por: Omar Arías Pérez

Aquel año de 1925 recuerdas Lázaro, cuando el entonces Presidente de México tú padre político, el cual te decía “Chamaco Cárdenas” Plutarco Elías Calles te nombró Jefe de la Zona Militar de la Huasteca Potosina, recuerdas esos días tan agitados de la Rebelión Cristera donde te ordenaron a como diera lugar que acabarás con los fanáticos religiosos, tú con tus orejotas ponías atención y conciliabas junto con Manuel Ávila Camacho los ánimos del bajío mexicano, recuerdas Cárdenas que en esa hazaña también te acompañó tú padre ideológico y paisano Francisco José Múgica Velázquez el cual para entonces era declarado socialista de la línea de Lenin y Stalin, juntos caminaron los valles, ríos y rancherías, pero una escena que jamás se te borró, era ni más ni menos la esclavitud ejercida en la compañía Huasteca Petroleum Company de gringos a mexicanos y el colmo de los colmos, el gerente de la Huasteca Pretroleum no te permitió el pase a las instalaciones a ti el Jefe de la Zona Militar, desde entonces acariciaste la idea y guardaste rencor contra gringos e ingleses que explotaban el petróleo en México desde el Porfiriato y los cuales tenían en su poder una concesión de explotación petrolera por 99 años de 1900 a 1999.

Palabras más palabras menos General, el 18 de marzo de 1938 ya siendo Presidente de México tú sueño se convirtió en realidad, desde el 18 de marzo hasta a mediados de abril en el corazón de México se vivieron días de fiesta y júbilo: “Ondeaste la Bandera Nacional y la de la UNAM, recibiste el apoyo de 100,000 almas en el zócalo, millones de mexicanos se volcaron aportando desde gallinas, joyas y autos de último modelo para ayudarte a pagar la indemnización a los petroleros extranjeros, en menos de 24 horas tú esposa Amalia Solórzano y un grupo de damas juntaron los 26 millones de pesos que necesitabas, también el clero al cual te ordenaron combatir te apoyó y muestra de ello fue el replicar de las campanas de la Catedral Metropolitana cuando diste el discurso de expropiación y saliste al Balcón de Palacio Nacional a dirigirte a las masas”, el apoyo de los mexicanos fue inmenso y no se tiene memoria de otro evento singular.

Después de la Expropiación Petrolera tú Gabinete Presidencial tuvo miedo de una intervención militar de Estados Unidos, pero el Presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt tenía otros planes, entre ellos apoyarte y comprarte petróleo, en fin tiempos de liberación y festejo, es hasta el 27 de septiembre de 1960 que un colega tuyo Presidente de México, Adolfo López Mateos nacionalizó la Energía Eléctrica y nació la Comisión Federal de Electricidad, con estás dos nacionalizaciones, México se encaminaba a ser la 5ta potencia economía mundial, sin embargo después del 19 de octubre de 1970 fecha de tu muerte a la cual acudieron a despedirte 70,000 mexicanos entre ellos el odiado Presidente de México Gustavo Díaz Ordaz todo se derrumbó.

Tú me preguntarás ¿Qué pasó?, Después de la partida apoteótica que tuviste en el Monumento a la Revolución, pasaron muchas cosas entre ellas, el olvido del discurso tuyo en la Expropiación y el olvido de la famosa frase de Adolfo López Mateos: “Todo aquel Presidente de México que venda el petróleo, luz, agua o bienes nacionales es un traidor a la Patria”, lo grave del olvido fue lo siguiente…

La Llegada del Modelo Económico Neoliberal en 1982 nuevo esquema financiero impulsado por el Presidente Miguel de la Madrid Hurtado mermo al bolsillo de los mexicanos, dicho modelo Lázaro, consiste en vender a bajo precio los bienes de la Nación y ¿Sabes qué?, ya todo se vendió con el pretexto de que el Estado no podía sostener las Empresas Nacionalizadas y propias, para 1981 México tenía en su haber 1176 empresas desde: Cantinas, Cervecerías, Súper Mercados, Abarrotes, Licorerías, Refacciones, Pemex, CFE entre otras, para hoy 2017 solamente sobreviven 10 de ellas a punto de ser rematadas al mejor postor.

En 1988, tú hijo Cuauhtémoc Lázaro Cárdenas Solórzano compitió para regresar a Los Pinos y no como hijo tuyo sino como Presidente de México, en fin se cayó el primer sistema computarizado de los votos y Carlos Salinas de Gortarí fue declarado Presidente de México, lo peor de todo Lázaro es que el PEMEX que formaste hoy está al mejor postor y la gasolina se está acabando, día a día amenaza con subir y los Presidentes no son tan patriotas como tú, los nubarrones de la energía eléctrica y petrolera ya se sienten en manos de los gringos e ingleses ya que están a punto de regresar después de 79 años vienen por sus fueros, pero a pesar de ello esos mexicanos que te ayudaron a liquidar la deuda de los 26 millones de pesos se están manifestando en las calles pidiendo la renuncia del actual Presidente de México Enrique Peña Nieto, ironías de la vida Lázaro, ya que Peña Nieto es paisano de Adolfo López Mateos y es “heredero” de sus ideales y de los de don Isidro Fabela Alfaro, te apuesto Lázaro, que López Mateos y Fabela se están revolcando en su tumba, ya que tú sabes que tanto Fabela como López Mateos tuvieron un precepto primordial: “La autodeterminación de los pueblos y el respeto a la Soberanía Nacional”.

Espero que no te molestes con mis letras, pero el motivo de ellas es para que la sociedad mexicana valore tus acciones y las traiga al presente, aún confío en mí incredulidad que entre los 120 millones de mexicanos saldrá uno idéntico a ti y en el 2018 competirá fuertemente por la Presidencia de México, ojalá no haya interrumpido tú sueño eterno aún se te extraña.

Pd: No se me olvida aquella acción que ejecutaste el 19 de Marzo de 1938, donde mandaste a uno de tus secretarios a comprar un cartón de huevos al mercado de la Merced, y la mandaste a la Embajada de Estados Unidos en nuestro país con la siguiente nota: “Con cariño y aprecio de su amigo el General: Lázaro Cárdenas del Río, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos”, días antes te había retado y decían que no tenías pantalones pero el regalo fue más que claro.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!