REMEMBRANZA POLÍTICA

Por: Omar Arias

Nadie se imaginó que hacía 1859, llegaría a la Presidencia de México el Joven General Macabeo Miguel Miramón, con tan solo 26 años de edad, como a nadie se le ocurrió que en el Castillo de Chapultepec nacería su primer hijo Miguel Miramón Lombardo.

Los jóvenes del porfiriato, los “Jóvenes del Ateneo de la Juventud” aquellos intelectuales de levita y sombrero, encabezados por José Vasconcelos Calderón, le abrieron los ojos a la sociedad mexicana de que las cosas estaban mal, dicho movimiento fue el artífice de las letras y la cultura de la Revolución Mexicana, que ilustró a Francisco Villa, Emiliano Zapata, Álvaro Obregón y Venustiano Carranza.

Quien iba a pensar que la Historia de nuestro país estaría escrita por jóvenes, quien iba a pensar que el General José de la Cruz Porfirio Díaz Morí, caería en un movimiento armado impulsado por jóvenes generales como: Rafael Buelna Tenorio, Ramón Fuentes Iturbe y demás que solamente tenían 25 años, cuando ganaron con el estandarte de la Revolución Mexicana.

El México del Siglo XX, vio muchos movimientos sociales encabezados por jóvenes, sino vean la lucha de la Universidad Nacional Autónoma de México que pugnó por su autonomía en 1929, la cual fue concedida por el Presidente Emilio Portes Gil, sino vean también la campaña presidencial de José Vasconcelos por la Presidencia de México, en dicha campaña un joven salió herido con 7 aneurismas en el cerebro y años más tarde llegó a la Primera Magistratura del País, Adolfo López Mateos.

Los Jóvenes del México Revolucionario, amantes de la izquierda y de la figura del Presidente Lázaro Cárdenas del Río, se guiaban con los poemas de Octavio Paz Lozano y Efraín Huerta, los jóvenes de esa década se admiraban de los murales de Diego Rivera y José Clemente Orozco, también los retoños de México entonaban con fervor los Huapangos de Moncayo y a la vez apoyaban a los españoles caídos en desgracia en plena Guerra Civil Española, la juventud mexicana apoyó con gran euforia a Lázaro Cárdenas con la Expropiación Petrolera.

En 1950, la juventud mexicana era amante del rock y la moda norteamericana, ya en esa década los presidentes de México Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines, temían que los jóvenes se rebelarán en las calles pidiendo apertura democrática, sin embargo eso no paso a cambio de ello los jóvenes recibieron de Alemán Valdés una Ciudad Universitaria moderna que se coronó con la efigie del Presidente Veracruzano al centro ataviado con toga y birrete, efigie que fue derrumbada por los estudiantes en 1968.

Los años 60´s, fueron claves para la juventud mexicana, ya en Francia se gestaba un movimiento de libertad democrática pidiendo la libertad de presos políticos y la participación de los jóvenes en la política, pero ante todo se pedía mayor educación, este movimiento fue llamado: “El Mayo Francés”.

México de mis amores, tu territorio se desangró como nunca, la cerrazón del régimen presidencial y la ceguera del mismo, hirieron en lo más profundo a tus habitantes, ya que el 2 de octubre de 1968, el Presidente Gustavo Díaz Ordaz reprimió al Movimiento Estudiantil que pedía gentilmente al régimen presidencial cumplir solamente con mayor apertura democrática y libertad a los presos políticos.

La juventud mexicana, abandonó aquel viejo ideal de la Revolución Mexicana, y adoptó el nuevo ideal de la Revolución Cubana de su comandante Fidel Castro Ruz, los jóvenes del 2 de octubre de 1968 solamente miraban a una figura con respeto del sistema político mexicano, al General y Expresidente Lázaro Cárdenas del Río, el cual declaró que estaba dolido porque los soldados de la revolución mexicana mataron a muchos jóvenes, los jóvenes extrañaban y miraban con veneración al también expresidente Adolfo López Mateos.

El 2 de octubre de 1968, no se olvida y más aún que este escenario se repitió un 10 de junio de 1971, el “Famoso Jueves de Corpus”, que fue reprimido por instrucciones del presidente Luis Echeverría Álvarez, las cifras de muertos y heridos del 2 de octubre de 1968 y del jueves de corpus de 1971, no se saben con exactitud, pero los jóvenes valientemente escribieron nuestra historia mexicana, gracias a su participación pasamos de un país con un sistema político unipersonal a un país de instituciones y pluripartidista.

Joven mexicano en tus manos está el futuro de nuestro país, actualmente somos 38 millones 400 mil jóvenes, representamos el tercio de la población total mexicana, en Sinaloa somos 932,804 jóvenes, recuerda que a lo largo de la Historia de México hemos estado presentes, hoy en pleno siglo XXI no podemos ser simples espectadores

PD: Ironías de la Vida: “Los jóvenes reciben cada día oportunidades de mejor preparación, son pues cada vez en mayor grado deudores de la nación, obligados a luchar por una causa grande, justa y pura, la Causa de México”. GUSTAVO DÍAZ ORDAZ, EN SU TOMA DE POSESIÓN, 1 DE DICIEMBRE DE 1964 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!