al punto2

Por: Isidoro Valenzuela

Por segunda ocasión está un Leyson en la antesala de la candidatura al gobierno de Sinaloa.

Sobre si existen posibilidades reales de jugar y ganar en las elecciones locales de Junio 2016, las hay para Armando “Kory” Leyson Castro.

Primero fue Don Miguel Leyson Pérez, en 1968. A escasas horas de que le fuera tomada la protesta como candidato a Gobernador de Sinaloa por su partido, preparándose incluso para la ceremonia donde sería presentado como tal, fue informado del cambio de último momento a favor de Alfredo Valdez Montoya, el que gobernó nuestro estado de enero de 1969 a diciembre de 1974.

Ahora, Armando Leyson, dos veces alcalde de Guasave, primero por las buenas, y luego por las malas, jugándole las contras a su partido el PRI, podría alzarse con la candidatura y ganar la elección para Gobernador de Sinaloa.

Al joven y carismático político, producto fácil de vender entre el potencial electorado sinaloense, se le menciona desde hace meses con estatura suficiente para lograr la hazaña que ningún guasavense a podido alcanzar; gobernar Sinaloa.

Las condiciones están dadas para que se registre una explosión de euforia entre miles de guasavenses que conocen perfectamente a este miembro del clan Leyson.

“El Kory”, como le gusta que le digan, es parte de un grupo de políticos que están en espera de que la Coalición formada por los partidos PAN y PAS, defina quién de ellos será su abanderado para la gubernatura.

Sin quitarle ni ponerle, Leyson Castro pudiera ser la solución más viable para los partidos aliancistas o coaligados, y resolver de esta manera el dilema de si es Heriberto Félix Guerra o el profe Héctor Melesio Cuen Ojeda, las cartas fuertes del PAN y el PAS, respectivamente, el candidato a la gubernatura.

Si existe el compromiso de respetar la decisión final sobre la figura del candidato a gobernador y de unificarse a favor del elegido, cualquiera de los tres mencionados tiene posibilidades de ganar la elección de gobernador en junio de este año.

Indudablemente el profe Cuén Ojeda tiene muy buen nivel de liderazgo, y se distingue como estratega político, no por nada es el líder moral de su partido el PAS, y mantiene un control férreo sobre un numeroso grupo de catedráticos y ciudadanos sinaloenses que decidieron integrarse al proyecto político que promueve. Eso está a su favor.

En contra de sus aspiraciones tiene o le endilgan acciones reprobables, tanto en su paso y permanencia en la UAS, como decisiones tomadas al frente del Partido Sinaloense. Está el caso de la diputada local por Cosalá, a quien relacionan con Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, que supuestamente el profe propuso como candidata, aunque también involucran  al PAN, y las manchas salpican también al PRI y al PRD.

Francisco Salvador López Brito se mete y se sale del escenario, mientras un Roberto “Güero” Cruz la anda buscando desde “endenantes”, pero le falta más estatura política y liderazgo para aspirar a esta posición.

Obviamente se han filtrado comentarios a favor de este último, y le han dado juego, al parecer auspiciado por el competidor de enfrente, pues nada les daría más gusto a los priistas que les pusieran un gallito con menos espolones que el suyo para llevárselo entre las patas.

López Brito tiene trayectoria política y ha enfrentado y ganado en las urnas posiciones de muy buen nivel, que incluyen la presidencia municipal de Ahome. No estaría mal enfrentarlo con el señor Quirino Ordaz Coppel, sin embargo, justo hay que decirlo, tiene en su contra que de Ahome es el actual Gobernador del Estado, Mario López Valdez, y que depende de los acuerdos finales a que lleguen los partidos opositores coaligados electoralmente.

Los mencionados son los más probables pre candidatos para la gubernatura de Sinaloa por la Coalición PAN-PAS.

De entre ellos tendrá que salir su abanderado para enfrentar al PRI y los partidos que irán con éste en Coalición este año.

Abordados algunos sinaloenses conocedores de la política local sobre el por qué Armando “Kory” Leyson Castro estaría en la terna final para la gubernatura por la Coalición opositora, señalan que tiene a su favor un liderazgo social ganado a pulso y que le reconocen miles de guasavenses que lo llevaron, en contra de todo pronóstico, a gobernar dos veces su municipio.

Otro aspecto favorable es que su progenitor, Don Miguel Leyson Pérez, se disciplinó en 1968 y aceptó que otro, y no él, fuera el candidato a gobernador, sin que se le ofreciera la oportunidad después de alcanzar esta posición, para justicia de él y de los guasavenses que en más de 200 años no han tenido el gusto de que un conciudadano gobierne Sinaloa. Hay una deuda política que pudiera saldarse esta vez. Miles de guasavenses se unirían a este proyecto.

Una fortaleza que resulta innegable es el respaldo moral, social y político del gobernador Mario López Valdez a favor de “El Kory”, porque para nadie es un secreto la amistad que los une, y cuidándose de respetar las Leyes Electorales, con seguridad aportaría su grano de arena a favor de esta candidatura, y haría todo lo posible porque fuera Leyson Castro su sucesor.

Nadie es dueño de la verdad en estos momentos; se trata de buenos deseos para un municipio tan marginado y golpeado políticamente; son valoraciones apegadas al conocimiento que el escribidor tiene del tema y de los actores políticos de quienes se hace referencia.

Cuestión de horas o de días para que caiga el telón y aparezca ante las miradas de los sinaloenses la figura del candidato de la oposición con posibilidades reales de ganarle al PRI este año la gubernatura por segunda ocasión. Ojalá y no se equivoquen los “aliancistas” y tomen la mejor decisión.

NO QUIEREN NADA QUE VENGA DE DIVA GASTÉLUM EN GUASAVE

Del interior del PRI surgen voces de rechazo hacia las decisiones de este partido de favorecer a ciertos políticos cuyos nombres no quieren ni siquiera que se mencionen para alguna posición, mucho menos saber que les dejan de premio de consolación el escoger entre sus amigos a quien ocupe alguna candidatura o puesto.

En cuanto se filtró el comentario de que Diva Gastélum tendría como regalo especial de su partido el PRI la candidatura para buscar la presidencia municipal de Guasave, para su consuelo, tras el fracaso rotundo en sus aspiraciones a la gubernatura de Sinaloa, se escucharon comentarios en contra, algunos públicos, otros a escondidas.

Está claro para la señora senadora priista que buscar la presidencia municipal de su municipio en las urnas sería una aventura demasiado arriesgada, pues podría ser su sepultura política, de ahí que opte mejor por impulsar a Diana Armenta Armenta, quien ya fue derrotada en las urnas en la candidatura a diputada federal. Quizá no lo entiendan o no lo quieran asimilar aún, pero podría ser que Diana Armenta no sea la que provoca rechazo entre los ciudadanos, sino quien la está impulsando, y que evidentemente tiene que hacer algo para recomponer las cosas, y puede empezar con cambiar su estilo de hacer política, haciendo todo lo contrario a lo que ha hecho y que le ha generado animadversiones, acercándose y sirviéndole más a la gente.

Para la Coalición PAN-PAS les resultaría fácil ganarle de nuevo al PRI, si se afirma la candidatura de Diana Armenta; simplemente le sacan al arrancadero al que le ganó la diputación federal, a Jesús “Chuy” López Rodríguez, y listo. Y puede ser, porque en el reparto de los municipios entre la Coalisión, al PAN le tocó Guasave.

El PAN estaría en la antesala de amarrar la alcaldía con Jesús “Chuy” López Rodríguez, y en jugada de dos bandas, ubicaría a una de sus piezas claves en una posición política tan deseada, como es la diputación federal, en la figura de Juan de Anda Mata, suplente de López Rodríguez en la curul federal.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!