Por: Óscar Báez Montes

Sin duda alguna el cambio de dirigencias de partidos políticos en Sinaloa, ofrecerá la oportunidad de un nuevo ordenamiento social, político y económico en nuestro estado, y se perfilan figuras que con toda seguridad marcarán la historia en la entidad.

En la actualidad podemos notar un fuerte movimiento en el Partido Acción Nacional, donde ha denotado un representativo avance de reconocido político, en la personalidad de Lic. Alejandro Higuera Osuna, que de llegar a la dirigencia estatal, estaría como causa y efecto, provocando y removiendo la acción política de su propio partido, como el de causar reacción y que se activen al nivel de competencia las estructuras políticas de los principales partidos políticos PRI, PRD y Morena.

Lo anterior, conociéndose la forma de trabajar de Higuera Osuna, que no buscará una representación de esa naturaleza, solo para protagonizar o ser simple “figura gris“.

Por el PRI es claro, que Rosa Elena Millán, solo representa a un grupúsculo dentro del revolucionario institucional que busca fortalecer su propia figura, como la de dos o tres aliados de su persona, que se han dedicado en golpear a las distintas fuerzas al interior del tricolor, donde si en realidad desean competir en el próximo proceso electoral, será necesario efectuar ajustes o renovar la dirigencia estatal de esta organización.

Por el PRD, la nueva imagen y apertura que dio en sumar fuerzas del sector empresarial, como representó Mariano Gómez, ex presidente de Coparmex Sinaloa en la pasada contienda electoral, generaría una renovación y despertar político de esta institución, por lo que la renovación de dirigencia podría estar en esta figura, o bien en el grupo de Imelda Castro que ya se le ha visto cabildear con el equipo de Bejarano en la Ciudad de México.

Sin subestimar a MORENA , con Jesús Estrada Ferreiro, se palpa a toda luz que trabaja en sumar importantes seguidores, tomándose en cuenta que se le ha visto muy activo con grupos de Masones en el Estado de Sinaloa, como del País , que ya están dando muestra de estarse sumando a este nuevo proyecto político.

En conclusión, el hecho que Higuera Osuna, se encuentre en el escenario político estatal, no significa que se trata de “jugar a las canicas”, mucho menos de simulación, se trata de una real competencia que los demás partidos políticos tienen que ofrecer sus mejores elementos para dirigir la participación política en Sinaloa.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!