al punto2

Por. Isidoro Valenzuela

Casi, casi tiene mi voto “El Bronco de Sinaloa”, Francisco Cuauhtémoc Frías Castro, Candidato Independiente para la Gubernatura del Estado.

Independientemente de quién esté detrás de sus aspiraciones, pues siempre en la política se atienden motivaciones e intereses personales o grupales, no se observa en ninguno de los demás aspirantes opositores al PRI el deseo de luchar contra acciones presuntamente violatorias de la ley electoral que regirán el proceso este año, como lo está haciendo Frías Castro.

Como ciudadano con derecho a voto, que debo razonar bien el perfil del gobernante que yo quiero para mi estado, confieso que si las votaciones fueran este día, no tendría ninguna duda en depositar mi sufragio a favor de las aspiraciones del único Candidato Independiente que busca suceder en el gobierno del Estado al actual gobernador Mario López Valdez.

Luchar por la legalidad del proceso electoral denunciando los excesos de poder ejercido por algunos actores políticos requiere su tiempo, pero principalmente de un verdadero sentido de justicia de los participantes que parecen no compartir los otros contendientes de oposición.

Denunciar al Gobernador en funciones, Mario López Valdez, de querer favorecer al candidato del PRI, Quirino Ordaz Coppel, recurriendo a amenazas y coacciones, y solicitar incluso que se le investigue por parte de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales(Fepade), es lo que debieran hacer el candidato del PAN y del PRD también, sin embargo callan ante estas acciones oficiales. Como que solo les interesa el financiamiento público que se inyectará a sus campañas

La Fepade, señala Frías Castro, “debe investigar las actividades prácticamente de campaña que realizan personas que están utilizando el nombre del candidato Quirino Ordaz Coppel, que intentan comprar la voluntad de muchísimos habitantes de las colonias populares en el estado. La Fepade acaba de firmar un convenio de actuación y colaboración con las autoridades electorales. Que en los hechos lo cumpla”,exige.

Pide que haga la investigación “y si nosotros somos materia de esa investigación, que nos investigue también. Pero que empiece con lo que mucha gente no se anima a denunciar ni a expresar, como coacciones y extorsiones morales de que están siendo objeto muchos ciudadanos para que no puedan libremente participar en esta contienda electoral”.

Por si fuera poco, tras su registro como Candidato Independiente en busca de la Gubernatura de Sinaloa, “El Bronco de Sinaloa”, anunció surenuncia al financiamiento legal para su campaña por el orden de los 300 mil pesos, y su intención de apoyarse solo en financiamiento privado lícito respetando el tope de 37 millones de pesos.

Con esta decisión nadie podrá gritarle en la cara a Frías Castro que se esforzó tanto por ser Candidato Independiente para hacerse de los 300 mil pesos provenientes de recursos públicos destinados a las campañas de personas sin partido.

Gane o no gane. Hagan lo que hagan en su contra; pase lo que pase en los próximos días, lo que Frías Castro ha hecho y dicho se queda para la historia política de Sinaloa, pues pone al descubierto que lo que atrae con tanto empeño a muchos políticos en tiempos de elecciones no es servirle al pueblo, sino a jalar recursos públicos y privados, muchas veces dinero de procedencia ilícita, para llenarse los bolsillos.

Por otro lado, si en realidad logra levantar su candidatura con recursos privados, demostrará con ello que si se pueden financiar campañas con dinero privado, que no se requieren los miles de millones de pesos que se destinan a las campañas proselitistas, y que la mejor manera de demostrar el liderazgo de quienes pretenden ocupar puestos de gobierno y legislativos, es a través del financiamiento ciudadano. En el caso particular del señor Frías Castro, hasta donde logre atraer el voto de los sinaloenses, le servirá como medida para conocer que tanto sembró entre los sinaloenses en los cargos que ocupó.

Sabe de antemano que le pondrán obstáculos. Es más. Sabe y denuncia públicamente que el gobierno de Mario López Valdez está metido en el proceso electoral a favor de Quirino Ordaz Coppel, y que ya está en marcha la campaña de desprestigio y de intimidación en su contra desde el interior mismo del gobierno. Prueba de ello son amenazas de despido de trabajadores de la educación que le son afines a quienes les están exigiendo alinearse a las candidaturas del PRI.

El gobierno está metiendo las manos en el actual proceso, y de eso hay pruebas, asegura Frías Castro.

Que delicado es esto que señala el Candidato Independiente, pues simplemente nos deja claro que la elección del próximo 5 de junio simplemente no la ganará el candidato del PRI, sino el gobierno, en tanto que los órganos electorales se hacen de la vista gorda y se someten a las indicaciones que reciben de los gobernantes, contribuyendo así al monopolio del poder y a la anti democracia.

Las exigencias del “Bronco de Sinaloa”, Francisco Cuauhtémoc Frías Castro, de que se revisen a fondo las actividades de campaña que realizan personas que están utilizando el nombre del candidato del PRI a la gubernatura del Estado, Quirino Ordaz Coppel, para la compra del voto ciudadano, parecen simples gritos en el desierto, sin embargo nada se pierde con hacer las denuncias formales ante las instancias correspondientes, como la Fiscalía Especial Para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), al menos para que quede como antecedente del mal proceder gubernamental y con la esperanza de que alguien le ponga oído y actúe en consecuencia.

Vale la pena estar pendientes de las acciones y propuestas posteriores de Frías Castro, pues está tocando fibras muy sensibles de muchos sinaloenses en desacuerdo con el despilfarro de recursos públicos en campañas electorales y en los abusos de poder de quienes hacen y deshacen hasta salirse con su capricho, arrollando todo a su paso, obligando a los mexicanos y sinaloenses en especial, a seguir esperando a la tan anhelada democracia.

SE HACE POLVO EL PAN DE  RICARDO ANAYA

Sin precedentes las repercusiones de una decisión centralista y aún no justificada la tomada por Ricardo Anaya como dirigente nacional del PAN.

A los ojos de los mismos panistas se trató de un acto absurdo y a todas luces maquinado atendiendo intereses totalmente ajenos a los del Partido Acción Nacional.

Con seguridad Ricardo Anaya no dimensionó el daño que causaría al partido que dirige sería mínimo y que podría sacar avante sin mayor problema la candidatura de uno de sus hombres afines con tal debilidad que no sirviera de estorbo a los planes de Los Pinos que quieren sacar a como dé lugar al candidato del PRI.

En todo Sinaloa continúa el éxodo de neo panistas hacia otros partidos y de manera descuidada están teniendo contacto con otros grupos que atienden proyectos que no tienen nada que ver con el PAN.

Hay enojo y desilusión entre los viejos panistas, quienes, como nunca en la historia política de este partido no temen a la reacción de sus dirigentes que por el mínimo motivo los sancionaba y los metía en la congeladora o los expulsaba.

Ahora se preguntan de con qué calidad moral los va a sancionar su líder nacional Ricardo Anaya si es el causante de todo este desastre que está hundiendo al PAN en Sinaloa.

Síguenos en nuestras redes:

Facebook:

* Comunicador Sinaloense

* Periódico El Comunicador Sinaloense

* Rosario Antonio Ramirez 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!