Por: Isidoro Valenzuela M. 

Más que prepararse para las elecciones de alcaldías dentro de un año 10 meses, y la gubernatura en 4 años 10 meses, los diferentes partidos políticos en Sinaloa tienen que esforzarse en hacer el mejor de sus esfuerzos para atraer la beneplácito de los electores que seguramente están muy pendientes de cómo se desempeñan el gobernador electo Quirino Ordáz Coopel y los alcaldes en cada uno de los municipios.

Don Quirino Ordaz tendrá que aplicarse a fondo para legitimarse en el gobierno del estado que alcanzó gracias a la intervención de su padrino político, que desde Los Pinos, estuvo al tanto del desarrollo de las campañas y ajustó tuercas y tornillos donde consideró conveniente y recurrió a todo hasta lograr que su amigo ganara la elección.

Ahora el empresario hotelero mazatleco tendrá que hacer lo suyo, y de nuevo apoyarse en quien lo llevó al poder en Sinaloa para hacer un trabajo que sea aceptable a los ojos de los sinaloenses, para crear las condiciones favorables a los planes suyos y del priismo en la entidad.

Los alcaldes por su lado tendrán que trabajar la mayor parte de las 24 horas del día para rendir frutos en los escasos 22 meses que estarán al frente de los ayuntamientos y aspirar a reelegirse, como quedó establecido por ley.

Si tres años al frente de las administraciones municipales eran insuficientes, según opinión de quienes ocupaban este cargo, ahora con solo 22 meses, tendrán más limitación de tiempo para gobernar, y más de uno debe estar pensando en la reelección.

Los partidos políticos, por su parte, deben a su vez prepararse para la contienda en los municipios en 2018,y la gubernatura en 2021, esto refiriéndonos solamente a las elecciones estatales.

Por el lado del Partido Sinaloense, la estructura partidista que encabeza Héctor Melesio Cuén Ojeda, luego asimiló la derrota, dejando atrás el reclamo por la serie de irregularidades que se registraron, y mantienen su ritmo inalterable de trabajo, seguramente porque se dieron cuenta que no tendría caso perder el tiempo, y mejor se adelantan para la que sigue.

El trabajo que realizó en la elección pasada reciente para la gubernatura y para las alcaldías, el PAS obtuvo alcaldías y representaciones en el Congreso del Estado.

Al Partido Sinaloense no le fue del todo mal, pero le hubiera ido mucho mejor si hubieran alcanzado el objetivo de quedarse con la joya de la corona, la gubernatura de Sinaloa, que se les escapó de las manos al intervenir la dirigencia nacional del PAN y disolver la alianza que ya estaba acordada entre los blanquiazules y Cuen Ojeda.

Dejando atrás el comentario sobre los sucesos que enturbiaron la elección 2016, volvemos nuestra atención al trabajo que tendrán que realizar el PAN, el PRD, el PRI y demás partidos para recuperar espacios perdidos o ganar aquellos que nunca han tenido bajo su dominio.

En Angostura muy probablemente y aprovechando lo establecido en la Ley, intentará reelegirse José Manuel “Chenel” Valenzuela López, y ocupar así por otro periodo más esta posición. Al respecto el que escribe no dudaría en que podría lograr su cometido el “Chenel” bajo las siglas del PAS.

En Culiacán está Jesús Valdez, el que, de no tener en mente otra posición, no le vendría mal repetir en la alcaldía. También podría ganar, pues tiene oficio político.

En cada municipio los partidos que tienen alcalde tendrán que hacer una evaluación y ver la conveniencia de reelegir a sus representantes.

En contraparte, los partidos tendrán que elegir mejor sus candidatos para intentar evitar que se reelijan los alcaldes en los municipios, y para ello dudo que jueguen con las mismas cartas.

Si nos referimos a Guasave, muy probablemente por el PAN tendrán que cambiar de candidato, y ya no iría José Luis Leyson Díaz por segunda vez contra Diana Armenta Armenta, y tendrá que escoger entre sus figuras más sobresalientes.

Tendrá que recordar el PAN que en Guasave hubo un candidato que le ganó a Diana Armenta la Diputación Federal, Jesús Antonio López Rodríguez, y que era el más indicado para jugar por la alcaldía a mediados de este año.

El Doc Chuy López tiene lo suyo, y si bien es cierto fue empujado por el clan Leyson Castro, él también ha sabido posicionarse en el ánimo de los guasavenses y pudiera ser el próximo alcalde de Guasave, cobijado por el PAN, y una probable alianza que tiene que buscar su partido.

En la neutralidad que nos esforzamos en mantener en nuestros comentarios, los resultados que se obtengan va a depender del trabajo que realice cada uno de los aspirantes y cada partido político.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!