al punto2

Por.: Isidoro Valenzuela

¿Qué tiene Guasave que enciende pasiones políticas entre gente de otros lares más que de los oriundos de estas benditas tierras?.

Está pasando actualmente con Quirino Ordaz Coppel, candidato del PRI a la gubernatura de Sinaloa, quien todo parece indicar tiene fijado en su mente rescatar con su “ejercito” la tan amada plaza de Guasave de manos de la oposición.

Por muchos años Guasave fue gobernado por priistas y se consideró a este municipio un bastión político irreductible, aunque para lograrlo el PRI recurrió a todas las estrategias y se aplicó a fondo tanto en recursos como en dinamismo en campañas; y por qué no decirlo; a sus muchas mañas, como la compra y manipulación de votos a través de los llamados “mapaches” electorales.

Defendió a más no poder esta plaza que fue de las últimas que sucumbieron ante el empuje de los opositores panistas y perredistas que coincidieron en una circunstancia político-electoral que llevó primero en Coalición al actual gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, a tomar la plaza principal del estado de Sinaloa, que también había sido defendida durante varios sexenios por el “ejercito” priista, y desde esta trinchera, gobierno del estado, se empujó la candidatura del primer alcalde de oposición, Armando Leyson Castro.

Este sentimiento hacia Guasave que al parecer ha nacido en el candidato del PRI a la Gubernatura de Sinaloa, Quirino Ordaz, nos remonta a un acontecimiento político-militar que involucró a Españoles,y enfrentó militarmente a mexicanos y estadounidenses en el Siglo XIX, en la conocida como “Batalla del Álamo”, en San Antonio, Texas, EE.UU.

Nos referimos a una misión española cuya edificación sirvió como cuartel militar para México en los tiempos del general Santa Anna, aunque finalmente sucumbieron las fuerzas mexicanas y terminó anexándoselas el vecino país del norte.

Solo por referir un poco de historia adicional, partes de esta misión de “El Alamo”, parte de las “Misiones de San Antonio”, actualmente Patrimonio de la Humanidad, sirvieron durante la Guerra Mexicana de Independencia como prisión política para los opositores al gobierno de turno, y entre 1806 y 1812 sirvió como el primer hospital de San Antonio. Las construcciones fueron transferidas del control español al control mexicano en 1821, después de que México obtuvo la independencia.

Los soldados mexicanos continuaron acuartelados en el complejo hasta diciembre de 1835, cuando el General Martín Perfecto de Cos las sometió a las fuerzas tejanas durante la Revolución de Texas.

Retomando el tema que nos ocupa, que involucra directamente al candidato del PRI a la gubernatura de Sinaloa, sus frecuentes visitas a Guasave en pre campaña y en campaña, nos permite especular respecto al interés muy especial que tiene por esta plaza perdida.

Todo parece indicar que Ordaz Coppel tiene en mente recuperar este “cuartel político” priista “cueste lo que cueste”, y que vuelva a ser el bastión del partido que lo postuló.

Del porqué tanto amor por Guasave, seguramente han hecho sondeos y han visto que pueden ganarse el corazón de los nobles guasavenses y volver a gobernar este municipio que tantos votos le aportó al PRI en procesos anteriores.

¿Pensará usar a Guasave como uno de sus estratégicos cuarteles de campaña don Quirino?. Pronto lo sabremos; igual veremos si su amor es real o fingido por Guasave de ganar la gubernatura de Sinaloa, pues de que tiene posibilidades, las tiene.

El asunto nos lleva a pensar en que el interés mostrado por Guasave empujaría a la candidata a la alcaldía, Diana Armenta, con todo y que piensan que este municipio no está preparado para ser gobernado por una mujer. 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!