* La edad ideal para un embarazo sano es entre los 18 y los 35 años

* La constancia en las citas de control prenatal permite al personal médico vigilar la evolución del bebé y llevar a buen término la gestación.

Tener los cuidados necesarios durante el embarazo garantiza mejores condiciones de salud para madre e hijo, por lo que desde el primer nivel de atención el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda control prenatal para prevenir riesgos durante la gestación.

El coordinador auxiliar de Primer Nivel de Atención Médica del IMSS, Marco Antonio Rocha Torres, explicó que es en la etapa de planeación de un embarazo cuando se debe iniciar el consumo de ácido fólico y la visita al médico familiar para detectar si existe o no algún tipo de infección en las vías urinarias.

“La paciente antes de embarazarse no debe consumir alcohol, no debe consumir drogas, no debe consumir cualquier tipo de alimentos o automedicarse”, alertó el médico del IMSS.

De igual forma el especialista del Seguro Social determinó que la edad en un embarazo juega un factor fundamental en el desarrollo del mismo y en la salud del bebé.

“La edad reproductiva en una mujer es después de los 18 años y debe embarazarse antes de los 35, porque posterior a los 35 la paciente tiene mucho riesgo de tener un bebé con malformaciones o alteraciones en crecimiento y desarrollo”, advirtió el especialista del Seguro Social.

Una vez ocurrido el embarazo, refirió el coordinador médico del IMSS, las derechohabientes deben acudir a su primer control prenatal preferentemente alrededor de las primeras doce semanas de gestación, en el cual su médico familiar le realizará exámenes de laboratorio y ultrasonido para detectar cualquier padecimiento que pudiera provocar una alteración en el embarazo, conocer en qué etapa de gestación se encuentra y el crecimiento del bebé.

Posteriormente, el médico familiar revisará a las pacientes periódicamente para llevar un control adecuado, mediante la valoración del peso de la paciente, edad gestacional, peso y frecuencia cardíaca del bebé, así como determinar si presenta alguna alteración, detalló el médico del Seguro Social.

“Con todas las medidas preventivas que se manejan en el Instituto y todos los tratamientos oportunos que se otorgan en relación con alguna detección de algún padecimiento que pueda causar alguna alteración, el término del embarazo lo más probable es que sea de un 95 a 99 por ciento mejor al que no lleve un control prenatal o que no sepa las medidas que se le están recomendando.

“Esto no quiere decir que todas las malformaciones y todas las alteraciones las vamos a prevenir con esto, hay muchos padecimientos que se dan por otras situaciones que no son exclusivamente de medidas, sino ya son genéticas u otro tipo de alteraciones”, destacó el médico especialista del IMSS.

En los últimos 45 días del embarazo, la paciente es revisada cada 15 días o cada semana, pues es cuando la paciente debe tener todos los cuidados necesarios para prevenir alguna caída, así como mantener una alimentación adecuada, evitando la ingesta de bebidas muy azucaradas.

El coordinador médico del IMSS indicó que el número mínimo de visitas de control prenatal con el médico familiar debe ser de cinco citas durante la gestación, aunque lo ideal para llevar a buen término un embarazo es una visita mensual.

Con las medidas y los tratamientos preventivos que se otorgan en la detección de algún padecimiento, las derechohabientes embarazadas pueden cursar esta etapa de la vida sin ninguna complicación.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!