* Recomienda dermatólogo del IMSS no automedicarse para tratar los mezquinos

* Aunque no dañan ningún órgano vital, los mezquinos deben atenderse con especialistas

Conocidos también como verrugas vulgares, los mezquinos son una enfermedad en la piel que es causada por una variante del Virus del Papiloma Humano (VPH), la cual es totalmente curable y no pone en riesgo la salud de la persona que los presenta, informó el doctor Marco Antonio Vázquez Vizcarra, dermatólogo del Hospital General Regional (HGR) N.° 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El especialista del Seguro Social aclaró que este virus es muy diferente al VPH que afecta el área genital de las personas, por lo que no hay que alarmarse cuando se presenta, sino que se debe acudir al especialista para recibir el tratamiento adecuado.

Se trata de protuberancias duras al tacto, detalló, que aparecen comúnmente en los dedos de las manos, alrededor de las uñas y que pueden ocasionar comezón, cuya presencia no afecta órganos internos, sino que se presentan solamente en la piel, por lo que se considera que el padecimiento tiene afectación únicamente en el aspecto estético y en muy pocos casos ocasiona dolor.

“Aunque en ocasiones las verrugas vulgares pueden desaparecer por sí solas, lo común es que esto no ocurra, por lo que se debe recibir atención médica, evitando así que se contagien a otras partes del cuerpo, complicando su erradicación”, explicó el médico del Seguro Social.

Informó que en el IMSS se cuenta con los tratamientos médicos necesarios para el combate de esta enfermedad, por lo que extendió una invitación a la población derechohabiente a acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) y sobre todo no automedicarse, para evitar complicaciones.

El tratamiento es muy sencillo, detalló, el cual consiste en la aplicación de medicamentos compuestos, de consistencia líquida en la mayoría de los casos, con lo que los mezquinos son erradicados definitivamente.

Advirtió el dermatólogo que el uso de sustancias de libre venta, usados por recomendaciones de otras personas, pueden provocar quemaduras -en ocasiones graves- para quienes lo utilizan, además de que el desconocimiento en la aplicación de los mismos genera que el problema se disperse, extendiéndose a zonas cercanas al lugar donde se intentó tratar el padecimiento.

Vazquez Vizcarra extendió su preocupación sobre la automedicación, no solo para el tratamiento de mezquinos, sino del uso de medicamentos de libre venta en otras enfermedades de la piel, pues es común que las personas se recomienden productos tópicos sin consultar al especialista, lo que provoca que en la mayoría de los casos las personas no vean mejoría en su salud y terminen acudiendo al dermatólogo con complicaciones muchos más serias que pudieron prevenirse.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!