Por: Sergio Ernesto Gómez

Ayer se concretaron dos cambios más en la Unidad Administrativa de Guasave. Uno en la Delegación de Vialidad y Transportes, donde tomó posesión Sergio Iván Zavala en sustitución de José Luis Sánchez Castro. El otro, en Recaudación de Rentas en la persona de Manuel Zambada Coronel, quien sustituye a Efraín Villanueva.

Como puntualmente se publicó en este medio, ya se había dado el cambio en la Delegación de Catastro local hace unas semanas, cuando arribó Juan Manuel López a ese cargo. Aquí haré la siguiente observación: los tres nuevos funcionarios estatales formaron parte en su momento del equipo de trabajo durante la administración de Ramón Barajas en su paso por el Ayuntamiento. Sergio Iván Zavala, fue director de vivienda, Manuel Zambada fue Oficial Mayor y Juan Manuel López, Director de Desarrollo Social. Los tres gozan de solvencia moral y no han sido mencionados en ningún tipo de asunto negativo o que hayan sido sujetos a alguna clase de malentendido. Aclaro que no estoy dando a entender que el exalcalde Ramón Barajas haya influído de forma alguna para su designación, de hecho hay señales confiables para este aprendiz de columnista de que efectivamente el hombre fuerte del Ejido Buenavista no está detrás de esos nombramientos.

Solamente recalco algo que es evidente, el exgerente de JUMAPAG, exlíder de la LCA, exdiputado federal y local, expresidente municipal y ahora Delegado Federal en nuestro Estado; se ha convertido en una especie de Rey Midas de la función pública. Y lo digo porque los nuevos funcionarios que llegaron a la Unidad Administrativa de Guasave, casualmente fueron parte de su equipo y al parecer, quien haya trabajado a su lado, se le “pega” la buena suerte político-laboral y continúan vigentes al pasar trienios o sexenios. Eso habla bien de ellos porque significa que su trabajo es observado y visto con buenos ojos allá arriba donde se toman las decisiones.

Faltan la Delegación de Alcoholes, Fiscalización, Defensa del Trabajo, Gobernación y Junta de Conciliación y Arbitraje; en ser objeto de cambios de titular o en su defecto de ser ratificados quienes ahí despachan, cosa que se ve muy difícil, pero no imposible; porque si algo es impredecible en esta vida es la política. Una cosa queda clara…los que esperan ser bendecidos con una buena posición en las representaciones locales del Gobierno del Estado, tendrán que conformarse con las oficinas antes mencionadas; ya que las 4 “joyas de la corona” (Recaudación, Vialidad, Catastro y Registro Público) en la Unidad Administrativa ya están ocupadas.

Pensar Es Gratis No Hacerlo Sale Carísimo.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!