Mazatlán, Sinaloa, 01 de agosto 2016.-  El presidente de la CMIC Sinaloa Sur asegura que baja en obra pública, alza de costos, e incremento en la mano de obra pegan directo a los constructores

La baja de obra pública, el alza de los costos de los insumos, la falta de pago de obras pública, y el incremento de la mano de obra en el sector de la construcción mantiene una fuerte crisis en el sector de la construcción, manifestó Quel Galván Pelayo.

El líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, delegación Sinaloa Sur mencionó que en estas últimas fechas los aumentos han pegado en el sector de la obra pública.

De acuerdo con el índice de precios y costos al productor, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía mantiene un incremento de enero a julio del 2.7 por ciento en los costos para los productores, pero la realidad en el mercado es otra.

Galván Pelayo informó que en ese periodo de tiempo, los costos de los insumos se han incrementado casi un 30 por ciento lo que pega directamente en el constructor cuando entra a la licitación al cobrarles al gobierno solo el alza del Inegi pero no el del mercado real.

“En primer lugar esto representa una pérdida para los constructores, pues al momento de querer hacer el ajuste con el gobierno por el costo de la obra, no se puede hacer nada, pues ya se tiene documentado el precio de la obra, y el constructor tiene que absorber la diferencia”, mencionó.

El gobierno se ha valido de la urgencia y necesidad del constructor que lo orilla a ofertar a través de los procesos de licitación con precios abajo de los costos del mercado haciendo ajustes donde arriesga hasta su utilidad.

En este asunto, entra que antes la obra privada y obra pública estaba en 50/50, pero ahora con el incremento de obra privada, se tiene el 70/30 lo que afecta directamente en la mano de obra.

“Aquí, se incrementa en un 15 por ciento el costo de la mano de obra, pero el problema es que no lo reconoce el gobierno, más que un 4 por ciento y ahí es donde también le pega a la bolsa del constructor”, acotó.

El último factor, es que el gobierno, con todo lo señalado, todavía pide favores a los constructores, el problema llega que cuando se termina, no reconoce los compromisos, ni la deuda con el constructor.

“Tenemos muchos compromisos solicitados por el gobernador a través de terceras personas de que no hay certeza de que lo van a documentar que será deuda, hay adeudos que tienen más de un año y simplemente no hay recursos para pagar esos adeudos”, señaló.

A esto le sumas de la poca obra lo siguen centralizando los fallos a las licitaciones de obra pública están siendo beneficiados empresas del centro y norte dejando de lado a los constructores del sur de Sinaloa.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!