al punto2

El PRI quiere ganar con improvisados

Por: Isidoro Valenzuela

DESILUSIÓN. ¿Qué está pasando en el PRI, que no sólo la militancia, sino hasta dirigentes están queriendo abandonar el barco?. ¿Será que intuyen que se hunden y buscan un salvavidas, o simplemente sienten que no encajan en los proyectos de corto, mediano y largo plazo de quienes ejercen el control de su partido?.

¿O será acaso que estamos ante un plan bien armado desde el seno mismo del PRI para recuperar el poder perdido en el municipio de Guasave y estatal?. Desglosemos el tema.

REBELDÍA. Víctor Espinoza, quien ocupaba la presidencia del PRI en Guasave, aparentemente se ve decidido a abandonar este su partido y cambiar de aires, emigrando hacia donde espera lograr lo que tanto ambiciona. Eso al menos es lo que se deduce a simple vista con algunas acciones que ha llevado a cabo.

SOSPECHOSISMO. ¿Que quiere que interpretemos el presidente del PRI con licencia al reunirse con el dirigente del PAN de Guasave, Noé Molina Ortíz?. ¿Será acaso que espera pensemos que busca conocer otras alternativas para ejercer su carrera en otras empresas competidoras dedicadas al lucrativo negocio de la política?.

Visto superficialmente, su reacción estaría justificada por el menosprecio de los dirigentes del PRI que están decidiendo las candidaturas que ni siquiera le permitieron obtener los documentos para registrarse como pre candidato, y esta actitud estaría justificada, porque, quiérase o no, el ahora no tan convencido priista tiene una trayectoria que, comparada con los escogidos por el revolucionario institucional para las posiciones legislativas que estarán en juego el próximo domingo 5 de junio, si representa una mejor propuesta. Está claro que le faltan más tablas en la política, pero insistimos, tiene más que Feliciano Valle Jr. (octavo distrito) Y José “Pepe” Menchaca (séptimo distrito)

BUENOS DESEOS. Lo dicho por María del Refugio Higuera, Secretaria General del PRI en Guasave, carece de relevancia, pues la decisión que tome Víctor Espinoza, de estar buscando su interés propio, no creo que cambie por la declaración de la dirigente priista, quien asegura que su ex jefe partidista no los abandonará para irse al PAN.

OJO, MUCHO OJO. Por otro lado, Noé Molina Ortiz, presidente del PAN municipal en Guasave, y los dirigentes estatales y nacionales, deben  actuar con mucha cautela si acaso están contemplando la posibilidad de jalar a Víctor Espinoza, pues si dimensionan los hechos, y su supuesta reacción y su posible intentona de abandonar al PRI, pudiera ser una jugada maestra de los que han sido sus arreadores en el PRI, con la finalidad de utilizarlo como “Caballo de Troya”, para recuperar a futuro la alcaldía de Guasave, que todo parece indicar se mantendrá en poder del PAN y sus aliados electorales por algunos trienios más.

Resulta harto sospechoso que tantos años de militancia partidista donde saboreó las mieles del poder al ocupar una regiduría y la presidencia del PRI municipal, de pronto quiera Víctor cambiar de camiseta.

Si bien estamos de acuerdo en que las ideologías han muerto y están quedando sepultadas en aras del poder, un cambio así tan drástico deja mucho en que pensar.

El trascendido que circuló por los distintos medios informativos y en las redes sociales que en segundos ya estaba dándole vuelta a todo Sinaloa y a nivel nacional, tiene su relevancia por su contenido político, y sobre todo porque los ojos de los mexicanos están puestos en el acontecer previo a las elecciones del próximo 5 de junio en los estados donde habrá votaciones este año.

LA FORMA TIENE FONDO. En tiempos electorales los políticos deben cuidar muy bien las formas, y una de ellas es no dejarse ver con dirigentes de otros partidos, porque les resulta casi imposible justificar estos encuentros fortuitos.

Ahí lo que interpretan quienes vieron las fotografías de Víctor Espinoza y Noé Molina, y dirigente priista con licencia y un dirigente panista en funciones, es que el primero buscaba cobijo ante su frustración al no ser tomado en cuenta para participar por un puesto de elección local, concretamente por una diputación local o por la alcaldía, porque para muchos conocedores de la política pueblerina, no es un secreto que el priista aspiraba a esta posición, o cuando menos intentar ser legislador.

AMIGUISMO. La candidatura de Presidente Municipal quien tiene la concesión, Diva Gastélum, se la entregó a su más cercana y estimada amiga; Diana Armenta.

Las candidaturas a Diputados Locales por el Octavo y Séptimo Distrito local Electoral, que también fueron concesionadas por el PRI, una de ellas al diputado Jesús Burgos Pinto, quien se la entregó a Feliciano Valle Jr., hijo del extinto líder camionero del mismo nombre, quien perdiera la vida en un accidente.

LO QUE CAIGA. La otra diputación local se le entregó a José “Pepe” Menchaca, un empresario electricista que encabeza una fundación que ha utilizado como plataforma para buscar posiciones políticas. Menchaca buscó la candidatura del PRI a la Presidencia Municipal, sin éxito, y recibió su premio de consolación.

Estos son los escenarios que se observan en la reacción de Víctor Espinoza; está desesperado y eso lo lleva a buscar una posición política a través de otros partidos que aún no definen sus candidaturas, luego que su partido ¿o ex partido? ya no tiene nada que ofrecerle de valía; o se trata de una estrategia nacida del mero corazón del mismo PRI encaminada a socavar al partido PAN que le está causando dolores de cabeza al arrebatarle posiciones y poder, y en su momento volver a la senda de los triunfos electorales con gente afín.

Si fuera una decisión sincera la de Espinoza, de ser aprovechado por los aliancistas del PAN y PAS en alguna candidatura a una de las diputaciones locales, le arrebataría varios votos que tanta falta le hacen al PRI y que pudiera influir en la elección de diputados, alcalde de Guasave y alcanzar a dañar las aspiraciones del candidato a gobernador.

De la política y los políticos se puede esperar cualquier cosa, aunque insisto, debe caminar con mucha cautela en este asunto la dirigencia del PAN, no vaya a ser que resulten “chamaqueados”.  

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!