AL PUNTO

Terminó la contienda con la jornada electiva del 5 de junio. No hay fecha que no se cumpla, ni hora que no se llegue.

Lo que hicieron uno y otro grupo para obtener los resultados favorables y alzarse con el triunfo electoral de este año, ya debe quedar en el pasado, y de haber algún reclamo que hacer por alguna mala acción de alguien, y que esté encuadrado en las leyes electorales, pues muy simple, ahí están las instancias creadas para ello.

De si fue una elección de estado, ahí están las evidencias que recogimos a lo largo del proceso y se fueron presentando a la vista de quienes nos honran con su lectura.

Para muchos los resultados no corresponden a un proceso  enteramente democrático, pues las cifras están muy desproporcionadas a favor de ciertos actores políticos de quienes no se esperaba en la realidad tanta capacidad de convocatoria, pero ahí están los votos y poco a poco saldrá a relucir como los obtuvieron y cuanto costaron en el “mercado negro” electoral.

En los “mentideros” políticos el lunes 6 de junio los comentarios son muy diversos; algunos relacionados con errores de los asesores de los candidatos perdedores, incluyendo los de José Luis Leyson Díaz, el considerado “candidato oficial” en el municipio, por ser su tío el alcalde en funciones.

Ángel Juárez Cervantes, del Partido Sinaloense, quien había asegurado que ya era alcalde antes de que lo aprobaran los guasavenses en las urnas, ya tiene su realidad. Empieza en estos menesteres, y no lo hizo nada mal, solo que no hubo condiciones esta vez para lograr su objetivo. Quizá si continúa preparándose y ahora sí sale a involucrarse con la sociedad sin temor a las inclemencias del tiempo, a darse baños de pueblo, pues, pudiera haber un futuro prometedor para el nobel político.

Y si es bueno tener expectativas favorables en lo que queremos, pero hay también formas de decirlo, sin ofender la dignidad de las personas.

Por el lado de José Luis Leyson Díaz hay dos versiones del populacho. Una en el sentido de que les faltó más trabajo político y que fue insuficiente la fuerza del Partido Acción Nacional que lo cobijó y la de la familia. Que los debilitó la andanada de críticas y señalamientos contra la administración municipal. Que algunos del equipo que integraban la planilla de regidores le jugaron las contras, pues llevaban también representantes en la lista plurinominal, etcétera.

La otra versión es que la elección ya estaba vendida; comprometida a cambio de recursos para sanear la administración y lograr inmunidad ante posibles denuncias en contra de la administración municipal.

Para algunos los Leyson entregaron Guasave al PRI. Inlcuso desde febrero de este año se había señalado que al junior José Luis Leyson Díaz le darían hasta con la cubeta, lo que finalmente sucedió, incluso desde antes de ser electo candidato del PAN para la alcaldía.

Contra todo pronóstico político, se le mantuvo como puntero para esta candidatura. El antecedente de que se enfrentaría a una candidata que había perdido ya una elección federal y además se trataba de una mujer en un municipio donde no se había electo antes a una alcaldesa, aparecía como viable que el PAN y los Leyson se la jugaran con el joven político de este clan.

En esta segunda versión que se recoge entre gente que gusta de analizar y desmenuzar temas políticos y que presumen de sabérselas de todas, todas, mencionan que los Leyson ganaron perdiendo, pues con seguridad la bola de broncas que tiene el ayuntamiento que preside Armando Leyson Castro, serán resueltos al grito de ya. Que hubo acercamiento con Quirino Ordaz Coppel y con Manlio Fabio Beltrones antes de las votaciones y que llegaron a acuerdos.

Los mal pensados “analistas” pueblerinos sueltan su versión en el sentido de que el gran ganador en esta elección fue el actual alcalde Armando Leyson Castro, a quien pronto habremos de ver en la estructura de gobierno de Quirino Ordáz Coppel, y que el “Chelis” Leyson Díaz su padrino Heriberto Galindo Quiñonez lo va a “jalar” fuera de Sinaloa a un cargo de buen nivel, por su sacrificio de prestarse a la simulación electoral.

Para algunos “analistas” los Leyson debieron sucumbir ante las presiones y promesas que se les hicieron desde los Pinos a través de diversos mensajeros y que, aunque están curtidos de tantos golpes recibidos en su paso por la política, principalmente en los últimos años que se pasaron a las filas opositores al gobierno federal, no pudieran mantenerse de pie y optaron por ceder.

En parte hay razón al respecto, pues en principio estructuraron y trabajaron la campaña con buen ánimo, como para ganar, involucrando a toda su fuerza política, pero al cuarto para las doce, a pocos días de la votación, se observó un repliegue de sus fuerzas, llegando a sospechar que habían cambiado de rieles, menguando la fuerza con la que habían posicionado a Leyson Díaz, dejándole el camino libre a los demás candidatos, lo que aprovechó Diana Armenta para posicionarse, recuperar terreno y ganar con amplio margen.

Ahora están aflorando entre los grandes “conocedores” de la política pueblerina detalles como encuentros de los Leyson en Mazatlán con el propio candidato del PRI a Gobernador, Quirino Ordaz, y en Guamúchil con David Gutiérrez “El Pecuni”, hombre de todas las confianzas del presidente Enrique Peña Nieto, esto último antes de definir el candidato para el PAN.

Que los Leyson pretendieron dar la batalla en una contienda que nunca empezaron, hoy seguramente buscarán culpables entre sus operadores y presumirán fallas en su estructura, la verdad solo ellos lo saben, y al tiempo quizá conoceremos la verdad de lo que pasó este 5 de junio.

En los mentideros políticos locales este es el tema del momento, y obviamente están en toda libertad de especular, sin saber algunos qué tan cerca están de la verdad.

Lo cierto es que Guasave estará gobernado a partir del primero de enero del 2017 por una mujer; por Diana Armenta Armenta. Los guasavenses experimentaremos un gobierno diferente; los cambios, aunque dolorosos, siempre son buenos.

Quizá el temor de muchos guasavenses y el rechazo de ser gobernados por una mujer es producto del modelo machista trasmitido por generaciones, y que ya es tiempo de probar un sistema de gobierno distinto, porque dicho sea de paso, quienes han administrado el municipio no lo han hecho tan bien como para que conserven indefinidamente este derecho.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!