al punto2

Por. Isidoro Valenzuela

Ahora que ya está concretada la Alianza o Coalición entre PAN y PAS, y que de última al parecer declinó el PRD, falta solamente definir quién será su candidato a Gobernador de entre las figuras que se mencionan, encabezadas por el Pasista Héctor Melesio Cuen Ojeda, como más viable, del PAN, Martín Heredia, Roberto Cruz, Salvador López Brito  y el alcalde de Guasave, Armando “Kory” Leyson Castro.

Previo a la decisión final de irse en Coalición, como siempre, no faltaron voces al interior de los partidos PAS y PAN que sugirieron la conveniencia de irse solos a la contienda de este año y buscar cada partido por separado la gubernatura de Sinaloa, bajo el argumento de que tienen la suficiente fuerza política para competir y posibilidades de ganar esta posición.

Dicho sea de paso no les faltó razón, pues a la vista observan, como muchos sinaloenses, un contrincante priista a vencer en apariencia débil, pero perdieron de vista que en torno de él opera una maquinaria que bien engrasados y ajustados sus engranajes, les pueden quitar la cereza y la mayor tajada del pastel, dejándolos, como lo habían hecho hasta el 2010, solo trocitos y sí muchos berrinches por no haber hecho lo correcto en su momento.

El PRI evidentemente cuenta con su voto duro, y ha sabido a lo largo de su operar político, repartir cargos de manera inteligente, tomando en cuenta a los grupos que se mueven a su interior.

Se confundieron los panistas y pasistas que sugirieron irse solos por la gubernatura, por las alcaldías y las diputaciones que estarán disputándose este año en las urnas, porque si bien el contrincante a vencer, el del PRI, no es el mejor posicionado de los aspirantes para Sinaloa, si puede, quien mueve los hilos políticos del partido y tomó la decisión de que sea Quirino Ordaz Coopel el candidato a gobernador, poner a trabajar a todos los aspirantes a favor del elegido.  (Y aclaro, no me refiero ni a Manlio Fabio Beltrones, mucho menos a Martha Tamayo Morales),

La suma de fuerzas políticas en torno al proyecto de la gubernatura de Sinaloa para la oposición es lo mejor, y si el PAN ya accedió a irse a la contienda de este año en alianza o coalición con el PAS, y si el  PRD finalmente  se une a la visión, las posibilidades de ganar se acrecientan.

Quizás no sea el caso, pero en el pasado el PRI ha infiltrado gente al interior de los partidos opositores encargados de crear conflictos dentro y dividir para favorecer a quienes los tienen ahí, personas que han operado como “Caballos de Troya” en la oposición, atendiendo otros intereses.

Si quieren saborear una buena tajada del pastel gubernamental en los estados y a nivel nacional, ya les quedó claro al PAN y al PRD que tienen que dejar de lado la parte ideológica y buscar el poder con inteligencia plural, y esforzarse en aprender a compartir equilibradamente y con justicia ese poder.

En el caso Sinaloa, donde se creó  el PAS, no podían despreciar esos miles de votos que ofrece a favor de alianzas o coaliciones de partidos.

Tampoco desconocer que el profe Héctor Melesio Cuén Ojeda es un estratega de la política y que su liderazgo claramente mostrado en su trayectoria académica y ahora como líder moral del PAS, le da una fortaleza que no tienen los mejores hombres y mujeres dentro del PRD y del PAN, y dicho sea de paso, es la mejor carta que tienen los aliancistas para jugar a mediados del año por la gubernatura.

En la política se juega con inteligencia, no con las vísceras, ni atendiendo caprichos. Uno de los ingredientes de la política es el saber negociar e impulsar los mejores acuerdos entre las partes.

Luego de que se defina quién será el candidato a gobernador por los aliancistas opositores, asimismo quienes serán los candidatos a alcaldes en los 18 municipios y quiénes a diputados locales, se podrá tener un panorama claro de hacia dónde se inclinará la balanza del poder en estas elecciones. Citaremos una expresión que hizo popular el profe Miguel Ángel Mezura Baez, “esperaremos y comentaremos”.

SI EN VERDAD QUIEREN SERVIR EN EL PRI

Faltan las tajadas del pastel que representan los municipios, donde podrá el PRI acomodar figuras relevantes y con presencia política para allegarle votos a su gallo Quirino Ordaz Coopel.

Si tanto quieren al PRI y servirle a los sinaloenses, por la presidencia municipal de Ahome se puede ir Gerardo Vargas Landeros, por Guasave Diva H. Gastélum Bajo, por Salvador Alvarado o Mocorito Heriberto Galindo Quiñónez y el señor Pecuni, David López Gutierrez;  por Culiacán Jesús Valdez, por mencionar a quienes hicieron fila y mostrado tanto interés por servir a los sinaloenses.

Tienen que buscarle al senador Aarón Irízar López algo que hacer para que contribuya con la causa priista, lo mismo que a Jesús Vizcarra Calderón.

Es momento de demostrar su liderazgo en sus municipios y dejar claro que sí tenían la estatura política para aspirar a la gubernatura.

Por su parte el señor Quirino Ordaz debe entender que algunos de los políticos priistas que se le están acercando son sumas que restan y que más le beneficia si los mantiene a distancia de él, porque no han sabido o no han querido servirle a la sociedad en los puestos que su partido les ha puesto en bandeja de plata.

Nno todos están siendo sinceros con él, y si confía en ellos, definitivamente le servirán de tropezadero a sus aspiraciones de atraer votos a su causa para gobernar Sinaloa.

El escenario no le es favorable al señor Ordaz Coopel, pero puede empeorar si no hacen un recuento de daños y reparan las grietas que dejó la decisión central que lo favoreció.

Con seguridad desde los Pinos ya están tomando cartas en el asunto, y bueno por su causa, para que al menos hagan un papel decoroso en estas elecciones locales.

PRIISTAS SE VAN POR LA LIBRE

Francisco Frías Castro se registró como aspirante a una candidatura independiente para buscar la gubernatura de Sinaloa. Su trayectoria política la hizo durante muchos años en el PRI, por lo tanto, de seguir adelante con sus planes, le hará un boquete al candidato oficial de ese partido, porque más de un priista se unirá a sus aspiraciones. Frías Castro es una persona muy conocida y querida. Si bien sus posibilidades de ganar son muy remotas, si atraería a su causa miles de votos que le harán falta al priista.

En Guasave se está saliendo del huacal priista otro Francisco, pero este es Ventura Guerrero, cuya militancia se le adjudica al PRI. Quien resulte candidata o candidato a la alcaldía en este municipio, verá mermados los votos con esta candidatura independiente, por si algo le faltara al revolucionario institucional.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!