al punto2

Por. Isidoro Valenzuela 

De sorpresa en sorpresa van los ciudadanos en el acontecer político de Sinaloa.

En el caso Guasave, mientras el PRD quiere sorprender con un candidato surgido de los medios de comunicación, a quien considera con cierto “arrastre” social que espera le represente votos en las urnas, por el PAN se imponen los acuerdos internos en el que participan la dirigencia de Acción Nacional municipal y el grupo representado por la familia Leyson Castro, y definen como candidato a la alcaldía a José Luis Leyson Díaz, (hijo de José Luis Leyson Castro y Consuelo Díaz de Leyson), quien registró sus aspiraciones ya ante la instancia estatal del PAN.

El joven Leyson Díaz hizo su trabajo inteligentemente para llegar a esta nominación; el resto lo están haciendo los políticos de la familia, su propio padre y su tío Armando, principalmente este último quien cobró al Partido Acción Nacional su lealtad al no “coquetear” con sus ex compañeros priistas y por no seguir al gobernador Mario López Valdez en su “extraño retorno” al PRI.

Que si estuvo en riesgo la candidatura del junior José Luis, vaya que lo estuvo, por la encerrona que le armaron a José Luis padre y por la consanguinidad del aspirante con el alcalde en funciones, el Kory Leyson, lo que generó presiones intestinas y también fuera del PAN.

Finalmente se impuso la cordura y la conveniencia política dentro de Acción Nacional, y tras reconocer que necesitan sumar los votos que aportan al partido blanquiazul los del clan Leyson para continuar en el poder, accedieron a la propuesta y trabajaron fuerte en la integración del gabinete, principalmente en lo que concierne al Síndico Procurador, puesto clave en el organigrama gubernamental local, y también en la planilla de regidores, buscando un equilibrio en las representaciones.

Al final del día llegan ante la instancia estatal del PAN sonrientes y con buen ánimo, en un ambiente de unidad que no se ve en los demás partidos contendientes, lo que anticipa lo que serán las campañas proselitistas en busca del voto ciudadano.

Que sí ya está visto todo en torno a la estructura que respaldará a José Luis Leyson Díaz, quien así lo ve y lo cree de antemano podemos decir que está equivocado; Leyson Díaz aumentará su fuerza electoral en los próximos días, es cuestión de horas para que se dé a conocer algo que caerá como baldazo de agua fría sobre sus contrincantes.

En realidad hasta ahí la carrera se ve pareja para el PRI y el PAN; el PRD se ve electoralmente rezagado, pues trasciende que no pocos de este partido están en desacuerdo con la decisión que se tomó en torno a que fuera el comunicador Ángel Juárez el candidato a alcalde, porque argumentan que le falta más baños de pueblo, salir más a mezclarse con las masas de marginados, a que le pegue un poquito el sol.

Esta situación interna le mermará votos al candidato perredista, quien dicho sea de paso y con todo respeto, el anuncio de la candidatura no provocó la euforia que el PRD esperaba.

Y si el PRI está viendo que no pudo echar por tierra las aspiraciones de Leyson Díaz, con la esperanza de que nombraran a un candidato panista menos competitivo electoralmente y así elevar su nivel de competencia  para el próximo 5 de junio, en el PRD deben estar ya cabizbajos y meditabundos pensando en si van o no van a la competencia, ante la posibilidad de que ni siquiera obtengan una regiduría pluri para su candidato a alcalde.

De que seguirán las sorpresas en el caso Guasave, es mucho muy probable, por no decir que seguro, por aquello de que del plato a la boca se cae la sopa, y por como soplan los vientos quien resultaría favorecido de darse un acuerdo que ha estado cocinándose a fuego lento y que está en el último hervor, sería el candidato azul.

Como dice el dicho: “Para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo”. Al PRI le están jugando en su misma cancha y con sus mismas jugadas. Como que ya es hora de que fuercen un poquito su cerebro los estrategas tricolores e implementen nuevas estrategias y dejen de comunicarse con las mismas señas que están  más que identificadas e intervenidas.

Ya lo de los “mapaches” que le mantuvo en el poder durante muchos años, como que ya chole, ya los conocen perfectamente y andan tras ellos los ex priistas que hallaron cobijo en la oposición.

Ya las descalificaciones a priori no les funcionan, o les funcionan al revés.

La entrega de despensas provenientes del mismo gobierno y el ofrecimiento de materiales para la construcción de casas tras ganar las elecciones, muy poco se los creen, porque las promesas no las han cumplido.

Urge en el PRI y también en los demás partidos políticos una propuesta sincera y realista que anime a la sociedad a dejar sus casas para ir a depositar el voto a las urnas y vencer al enemigo común llamado “abstencionismo”.

Nos falta ver a los candidatos en campaña para sopesar sus discursos, sus propuestas a la sociedad y medir en su lenguaje su nivel de sinceridad.

La lucha fuerte en Guasave se observa entre PAN_ PAS y PRI; y si los tres independientes para alcaldes Ventura Guerrero, Eleno Flores y Pantaleón Pérez reunieron los votos exigidos para su registro, y aumentan unos sufragios más a su causa durante la campaña, tendrán acceso al menos a una regiduría cada uno, por lo que el PRD podría ver mermados sus votos del pasado y obviamente las posiciones políticas a casi cero. Nada personal; son escenarios probables que pueden cambiar los ciudadanos en las urnas el 5 de junio.

cheliss

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!