Síndicos municipales de Guasave tomaron por asalto de manera pacífica las instalaciones del Ayuntamiento para exigir los pagos atrasados en sus quincenas, la caja chica pendiente y servicios públicos.

Acompañados de varias decenas de personas de algunas comunidades, los síndicos Fausto Urías, de Bamoa; Gerardo Acosta, de El Burrión; Ernesto Cota; de Juan José Ríos,  Diego Figueroa, de León Fonseca y Gerardo Contreras, de la Brecha, dialogaron con el director de obras públicas Domingo Mexia Salomón y con el secretario del  Ayuntamiento Doctor Felipe de Jesús García Cervantes, a quienes le exigieron la aplicación de servicios  como el alumbrado público.

Aunque los síndicos manifiestan que esta no es una protesta política, curiosamente los 5 inconformes son de extracción priista, primeramente dialogaron con el  regidor líder de la banca del PRI Baltazar Villaseñor, y entre los manifestantes se encontraba el líder del sindicato del Ayuntamiento Alejandro Pimentel, posible integrante de la planilla de regidores  del tricolor en el proceso que viene y también Julio Cervantes, ex candidato a la diputación por el PES y ex operador político priista, ¿coincidencias?

Los trabajadores de la comuna ubicados en el área rural exigen sus salarios atrasados, el pago de su aguinaldo y parar los rezagos en sus comunidades.

Con cartulinas en mano donde expresan sus inconformidades le dicen al alcalde Armando Leyson Castro,  “Kory no más descuentos a sueldos”   “nuestros hijos aún no tienen Navidad ni día Reyes” “regularice las quincenas”  “En lugar de repartir despensas para la campaña de José Luis págale a tus trabajadores”.

En defensa del Ayuntamiento Mexia Salomón dijo que sobre el tema del alumbrado público, el proyecto de las famosas lámparas Led ya estaba en puerta y que entre mañana y pasado mañana les llegaba el documento de calendarización para la instalación de las mismas.

Los síndicos también piden  reparación de calles y caminos, equidad en los programas y proyectos del  Ramo 33 y frenar el recorte de personal, esta última petición  suena incongruente porque han sido los propios regidores del PRI quienes han exigido el recorte del personal para adelgazar la nomina del Ayuntamiento, petición de la que no han claudicado los priistas y que reunión tras reunión en la sala de cabildo le  exigen al alcalde seguir despidiendo al personal que ellos consideran “fantasmas o aviadores” pero que en la realidad, han despedido a empleados que ni los mismos regidores conocen afectando a cientos de familias, aquí están las consecuencias de su obsesión.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!