El Fuerte, Sinaloa.- A diario en el Palacio Municipal esperan verla llegar, con esa sonrisa que le caracteriza y  no de ahora sino de siempre, a su paso no falta su cálido saludo a esa gente que depositó en ella su confianza para mejorar las condiciones de vida del mágico pueblo de El Fuerte llevándola  a ocupar la Presidencia Municipal,  Nubia Ramos Carbajal,  sin duda hará historia no solo por la investidura de ser la primera mujer que ostenta ese cargo, sino por su manera de hacer gobierno.

Su acercamiento con la gente ha hecho la diferencia con este inicio de gobierno, dónde el pueblo enfadado de no ser escuchado y rezagado, hoy por hoy cifra su esperanza en la edil y su equipo de trabajo.

Nubia Ramos lo dijo en sus giras de campaña a lo largo y ancho del municipio fortense, que su gobierno sería diferente, cercano, pero sobre todo de puertas abiertas para todas y todos, y así lo inició, atendiendo a quién lo requiera desde el Palacio Municipal pero no sentada tras un escritorio en la plata alta, sino en los pasillos y las escaleras de dicho recinto, hasta donde ella baja y atiende a todas las personas, principalmente a aquellas que por diferentes circunstancias se les dificulta el subir a su oficina.

De ahí marcó la diferencia, algo que la ciudadanía agradeció ya que en pasadas administraciones no tuvieron esa deferencia por parte algunos alcaldes en turno.

La calidez de su trato y el ocuparse y no solo preocuparse por las necesidades de su gente es lo que ha hecho de Nubia Ramos  no solo una figura política, sino una ciudadana más, interesada en que El Fuerte progrese y salga del bache en el que ha estado durante años.

Las expectativas de este nuevo gobierno municipal que encabeza la presidenta seguramente son muy altas, pero tomando en cuenta lo que le costó llegar a él y el porque de su deseo de dirigir los destinos de los fortenses, estoy seguro que dará mucho de qué hablar positivamente, pues una vez más mostrará la casta.

  

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!