Por: Oscar Baez Montes

Sin duda alguna, el principal torrente de circulación sanguínea cerebral entre quienes figuran en la política, va con sentido en subirse al tren de la nueva administración estatal de Quirino Ordaz Coppel, o bien, verse beneficiado para futuros cargos de “elección popular” , como el de resultar favorecidos en no ser afectados en los “cotos de poder” que actualmente ostentan.
Es la rumorología que ha dado a conocer algunos nombres que podrían ser parte del nuevo gabinete, asimismo algunos “distinguidos e lustrados” personajes , con toda pose y seguridad se han mostrado como si fuesen voceros de nuestro Gobernador Electo, tratando de arremeter y discriminar a cualquier que no piense como ellos, descartando a toda agrupación o figura política distinta a la que ellos profesan, que pudiesen ser consideradas en el nuevo gobierno.
Lo cierto y palpable es la presencia de un Equipo Técnico de Quirino Ordaz que ya está operando en la entidad, del que se muestra que no necesariamente es seguidor de esa política excluyente, sino más bien, se comenta que esta presentado formas de cabildear y atender a las distintas corrientes políticas que participaron en las elecciones, de las cuales no exclusivamente es otorgando cargos en la administración.
Es de entenderse que el nuevo gobierno contará con menor tiempo para cumplir su Plan Estatal de Desarrollo, lo que obliga que quien esté al frente en la función pública tendrá que dar resultados a corto plazo, donde no se tiene que experimentar o entregar por compromisos a políticos en puestos que no son su perfil.
Al llamado Equipo Técnico de Quirino, se le ha denominado también como el “Grupo Cazatalentos”, que está conformando una lista de propuestas de futuros titulares en la función pública que no cuentan con perfil político, o bien , quienes actualmente han desempeñado con resultados sus cargos , donde incluso algunos ya están por separarse de sus puestos en la iniciativa privada, y otros, ya están en cursos para desempeñar sus nuevos cargos.
Ante esto, ¿qué pasará con los políticos? , pues existe una posible respuesta corta, cruda y tajante:
“ Para toda figura política o agrupación, ya tienen su maíz en bodega ”
Por lo anterior, podríamos hacer notar que en el nuevo gabinete no existirán figuras por simple compromiso político, ya que al político se le atenderá pero en distinta medida a la de reparto de posiciones en la administración.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!