Por: Rosario Antonio Ramírez

La visita del gobernador Rocha al domicilio particular del priísta Felipe Camacho, en el Burrión, Guasave, estuvo en el epicentro político hoy Sábado, donde obvio, los invitados fueron seleccionados a conveniencia y aunque el evento trataron de hacerlo políticamente plural, lo cierto es que la mayoría de los comensales eran priistas conocidos.

Felipe Camacho, el anfitrión,aunque se barrió en su respuesta, dijo que ese desayuno no era para pedirle chamba al gober, sino para demostrarle al mandatario el músculo político que tiene en su terruño, el ahora ex priísta convertido en morenista, (Aunque no esté afiliado).

Una semana tenía Felipe mandando mensajes a sus amigos y conocidos invitando a ese desayuno, no todos fueron por él, más de uno de los presentes quería salir en la foto con el gober para publicitarse con miras al plebiscito municipal, porque quiere ser síndico o comisario.

Otros más, fueron a pedir favores y más de uno con carpeta bajo el brazo iba a pedir chamba en lo que sea, también algunos tomaron el micrófono y se quejaron del gobierno municipal de Martín Ahumada, diciendo que tenían años abandonados en infraestructura, pavimentos, agua y drenaje, lo curioso es que se lo dijeron de frente al gober, estando a un lado Felipe, y es que Felipe Camacho fue regidor, presidente del PRI y después funcionario estatal con Quirino Ordaz,  siendo Felipe regidor, el quejoso en ese tiempo era comisario municipal todos de extracción priista, inclusive, la esposa del quejoso, actualmente es comisario de esa misma región que hoy dicen estar abandonada, seguramente no se habían dado cuenta a pesar de que como pareja, ya tienen 6 años viviendo del erario público como comisarios en dos administraciones locales y una administración estatal completa que recién acaba de terminar, cosas veréis mi querido Sancho.

El Burrión fue blindado, los lugareños no fueron invitados, solo vieron pasar carros y camionetas que levantaron tremendos polvaderones, Rocha Moya se sintió arropado por los priistas, los morenistas ni fueron tomados en cuenta, (ya los hubiera visto comiendo de la mano de Felipe).

Felipe en el PRI era fuerte, pero nunca el PRI se sintió fuerte con Felipe, por eso nunca llegó a buen puerto su trayectoria, hoy se siente arropado por un gobierno distinto, pero que en la realidad son coyotes de la misma isleta.

Muchos y muchas de los ahí presentes no pueden negar la cruz de su parroquia y solamente ellos, saben cómo se sentían al patear el pesebre llamado PRI que los mantuvo mamando de la ubre presupuestal por muchos años; inclusive, muchos de los ahí presentes todavía en la reciente elección pasada donde perdieron Guasave con Chuy López y el estado con Mario Zamora, le dieron con todo a los actuales gobiernos y todavía siguen sangrando por la herida, pero hoy, con tal cinismo se presentan y comparten la tortilla y la sal con el gobernador como si fueran sus más fieles seguidores, las miras son acomodarse desplazando a quienes verdaderamente tienen derecho por haber obtenido el triunfo, aunque para eso, los camaleones que cambian de color a conveniencia, tengan que darle la espalda a su partido el tricolor, dejando en claro que, cuando la politiquería es a conveniencia junta a Tirios y Troyanos.

PD: Tirios y troyanos es un tópico literario que se refiere a dos enemigos o adversarios irreconciliables. La forma más habitual de su uso es para denotar algo que es aceptado o elogiado por personas o grupos de ideas muy diferentes. Wikipedia 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!