* Huracán “Isis” a 18 años de la inundación

* Triste recuerdo que nos dejó marcados para siempre

Guasave, Sinaloa, 4 de Septiembre de 2016.- Lo azolvado y la pasividad de las autoridades por resolver de manera definitiva los problemas que año por año se tienen con el río Sinaloa, tienen a cientos de familias guasavenses con el “Jesús” en la boca cuando ven con temor como aumentan los volúmenes del agua que amenazan de nueva cuenta con una gran inundación en Guasave.

Millones de pesos se destinaron hace años para limpiar la “caja” del viejo petatlán  a su paso por esta ciudad,  lamentablemente fue tirado al mar, porque en cuestión de meses la maleza y algunos árboles ya formaron islas en todo el afluente, lo cual impide que corra libremente el agua, sin ser un erudito en la materia, se observa que el nivel de conducción se redujo al mínimo, pero eleva potencialmente su desbordamiento.

Las recientes lluvias pasadas del Jueves 18 de Agosto trastocó e inundó la ciudad con alrededor de 100 mm de agua, a los días el río se vio llenó con un poco más de 100 metros cúbicos de agua que bajaron de la sierra, eso alertó a las autoridades porque se dieron cuenta que con el doble de ese nivel podría ocasionar serios problemas.

Hasta el momento las lluvias  han sido mínimas afortunadamente para los guasavenses, pero en estos días se eleva la presencia de meteoros climáticos puesto que la primera quincena del mes de septiembre, han sido los días más negros de la historia de nuestro municipio, al ser golpeados por tormentas y colas de huracanes.

El recuerdo, sucedió aquella tarde del  Jueves 3 de Septiembre de 1998, cuando el Huracán ISIS, nos dejaría marcados para siempre al quedarse estacionado precisamente frente a nuestro municipio en el Mar de Cortés, golpeándonos con sus rachas de aire y la gran cantidad de agua que traía su sistema nuboso.

A quien se le puede haber olvidado el día 4 de Septiembre cuando desde muy temprano por la mañana la intensa lluvia que rebasaba los 200 mm  ya estaba haciendo estragos en la ciudad, se corría la voz que el Rio estaba de bordo a bordo, era increíble para muchos ver que arrastraba según las autoridades 1800 metros cúbicos por segundo, el viejo petatlan no soportó e inundo casi toda la ciudad de Guasave.

Algunas  escuelas  primarias  como la Seis de Enero y la Club de Leones (Tipo), que  fueron habilitadas como refugios temporales  por el Huracán, tuvieron que ser desalojadas por la inundación, el  Atrio de la Iglesia del Rosario fue punto de encuentro de miles de gente y de los pocos lugares que estaban secos, porque para entonces el agua ya no caía del cielo, más bien corría a gran velocidad por las calles y avenidas de la ciudad.

EL “ISIS”  no traía mucha fuerza, fue calificado en la categoría I,  la más baja, pero dejó más de 25 mil familias afectadas solo  en este municipio, porque también  Ahome, Sinaloa, Angostura, Mocorito, Salvador Alvarado y Navolato,  sufrieron sus inclemencias, en ese año era alcalde de Guasave  Jaime Leyva Díaz, el cual sintió el repudio de los ciudadanos al culparlo directamente por esta desgracia, de la cual muchas de las familias afectadas a 18 años de la inundación, jamás se repusieron de sus daños.

Es preciso recordar que, en esa misma fecha era diputado local Jesús Burgos Pinto, el cual  ya siendo alcalde en el 2008 prometió el cielo y las estrellas a los guasavenses, entre sus promesas, estaba el reencauzamiento del rio y la construcción del ese entonces famoso y hoy detenido Malecón, además del entubado del dren San Joachín que ahora nos damos cuenta que fue un total fraude.

Pero volviendo a la realidad y a lo que nos ocupa y preocupa, la situación actual del Rio Sinaloa, el año pasado en este mismo mes de Septiembre se desbordó inundando algunos barrios bajos, colonias populares como la Renato Vega, 17 de Mayo y algunas partes de la Tierra y Libertad, así como algunos tramos de la avenida Benigno Valenzuela.

 No hay necesidad de repetir la historia, con que se hagan los trabajos de desazolve aunque quizá sea no suficiente, pero si muy necesario, que se hagan los trabajos bien hechos y no a la brava como parece que lo hicieron las autoridades pasadas.

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!