dom. Sep 26th, 2021

Guasave.- Elementos de Bomberos Guasave se ha puesto en alerta y prepara a la unidad especial de atención a gases tóxicos luego de confirmarse un reporte del ingreso de un paciente que presuntamente ingirió una tableta de fosfuro de aluminio.

De manera extraoficial se informó que la base Cruz Roja atendió un reporte de un paciente proveniente de El Varal, sindicatura de León Fonseca en Guasave, la ambulancia interceptó a un vehículo particular en Caimanero, y lo traslado al Hospital General de Guasave.

El fosfuro de aluminio es una sustancia química SUMAMENTE INFLAMABLE y REACTIVA y presenta un GRAVE PELIGRO DE INCENDIO y EXPLOSIÓN, reacciona con AGUA o HUMEDAD para liberar la fosfina gaseosa, que es sumamente tóxica e inflamable.

En los cuerpos de socorro existe un protocolo de intervención para paciente que ingirieron tabletas con fosfuro de aluminio del cual probablemente se evacue parte del hospital.

En agosto del 2019 ingreso un joven de 19 años de edad, originario del poblado Espíritu, en Guasave, intoxicado con la ingesta de fosfuro de aluminio al área de urgencias del Hospital General de Guasave alertó los protocolos de seguridad, se procedió a la evacuación de pacientes y personal de esta zona del nosocomio.

La Secretaría de Salud del estado dio a conocer que dado a que esta sustancia química tiene una fuerte reacción en el cuerpo humano y es eliminado vía cutánea, por protocolo y con auxilio de Protección Civil, se procedió evaluar las condiciones de riesgo de pacientes, médicos y enfermeras, sin encontrar evidencia de esto.

En esa ocasión, con personal médico especializado, en el Hospital General, se procedió a atender al joven con baños cada 40 minutos al paciente, con rotación de personal del nosocomio y cuidados adecuados que no ponen en riesgo la salud de los que lo atienden.

El paciente recibe tratamiento médico adicional a los baños que se le proporciona y se le ubicó en un área aislada, por lo que se espera que en breve se pueda reabrir la zona de urgencias sin mayores problemas.

Las autoridades de Salud del estado expusieron que en ningún momento pacientes y personal de Hospital General de Guasave estuvieron en riesgo por el ingreso del joven intoxicado.

El fosfuro de aluminio que ingirió en un presunto intento de suicidio, se elimina del organismo vía cutánea, por lo que pusieron en práctica los protocolos de seguridad interna y se tuvo que cerrar en forma temporal el área de urgencias.

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!