Por: Rosario Antonio Ramírez

Mal, muy mal se miró la voracidad de la mayoría de los regidores del ayuntamiento de Guasave con el estratosférico aumento de sus sueldos, sin salir a la luz pública los apoyos diversos entre ellos de gasolina y algunas canonjías propias de su trabajo.

El gobierno en este municipio se ha dividido y tal parece que existen dos Ayuntamientos, uno lo manda el alcalde Martin Ahumada Quintero y el otro la síndico procurador Georgina Burciaga Armenta, la cual se ha rodeado de ex empleados de la administración que acaba de salir y que ha convertido la oficina de procuración, en un espacio cercado o delimitado de forma visible que está reservado para uso y aprovechamiento particular, es decir, en un coto de poder.

La reciente sesión de cabildo realizada el pasado 31 de diciembre fue reventada por la sindica procuradora con sus regidores alcahuetes del partido Morena, en alianza con algunos voraces del PRI y del PAN, el pretexto fue que Burciaga Armenta quería más presupuesto para seguir manteniendo como reyes a los ex empleados de Aurelia Leal y ahora empleados de ella, seguramente pretende también ir haciendo bulto para su autoliquidación en los próximos tres años, pero en la realidad, esto fue solo una pantalla para reventar la asamblea y sacar la verdadera intención de los regidores de asaltar al pueblo con su incremento del 62 porciento a su salario, reiniciada la asamblea, el alcalde estaba prácticamente solo y con el voto suyo en contra, desde esa cueva parecida a la de Ali Baba los “señores” lograron su cometido y saquearan de manera diplomática las arcas del pueblo para el próximo año, pues con este antecedente, posiblemente a finales de este año se suban al cien por ciento su sueldo para el 2023 reeditando este madruguete de fin de año.

La sindica procuradora y su séquito de saqueadores (antes regidores) de Morena, están haciendo un gobierno paralelo a la administración de Ahumada, desde que inició este nuevo mandato, han dado muestras de poder mediático, han pretendido obtener para sus amigos puestos de primer nivel, sueldos estratosféricos, apoyos diversos, han querido prácticamente medio Ayuntamiento para ellos solos, pero como no les fueron concedidas dichas peticiones, han formado un bloque opositor desde la trinchera de la procuradora y a cómo van marcando seguramente se encargarán de hacerle prácticamente la vida imposible al alcalde, como así están quedando evidenciados públicamente por su voracidad.

Tiene razón el pueblo cuando opina sobre el partido de Morena, solo son más de lo mismo, el hambre la traen por debajo de la ropa y en cuanto ven la oportunidad, solo buscan el beneficio personal, cuando menos eso es lo que se mira en Guasave, el Ayuntamiento tuvo que sacrificar presupuestos en áreas tan delicadas como la salud y la prevención social, solo para que estos señores y señoras coman con manteca, sin importarles que el pueblo sufra por enfermedad, “Quítele de donde sea, menos a los regidores” es una de las frase que ha quedado acuñada durante esa reunión de cabildo cuando los regidores estaban “trozando” el presupuesto sin pensar en nadie más que en ellos, es como si los regidores de Morena en particular, quisieran “ganárselas todas” al alcalde porque ellos saben que el cardiólogo no va ha cambiar y que mucho menos cederá a sus pretensiones, el primer round Burciaga-Quintero fue por la posición del secretario del Ayuntamiento, donde la sindica pretendía imponer a su más allegado “compañero” del partido y no lo logró, en el segundo round le quitaron al jurídico del Ayuntamiento cuando ella decía que esa imposición le correspondía por su investidura, tercer round, este si lo gana y logra que le suban el presupuesto de 3 millones 853 mil pesos a 5 millones 500 mil, obvio con la complicidad de su séquito de regidores que sirven a otros intereses mezquinos y no a los de su pueblo.

Pobre Guasave, hemos sufrido el embate de gobiernos insensibles que nos han metido en un marcado retroceso, para ahora caer en dos administraciones paralelas que nos llevarán a lo más profundo del abismo, el recorte en varios rubros pero particularmente en salud tan prioritaria por el tiempo de pandemia, desnuda la verdadera intención de un cabildo insensible que pone contra la pared a un alcalde que profesa la medicina y que por siempre, ha buscado desde su trinchera tener un pueblo saludable, desnuda también a una sindica procuradora que no buscará jamás el beneficio de una sociedad, ella fue parte del retroceso en la administración pasada y es clara su intención de seguir aventando el lastre para que este barco se vaya al fondo, cuando apenas comenzaba a flotar con la nueva administración.

Por lo visto tendremos tres años de pleitos, de desacuerdos, de incongruencias, de nuevos ricos, de potentados, pero será la primera vez en la historia de nuestro municipio que vamos a tener dos poderes, dos gobiernos, por un lado la sindica procuradora junto con sus regidores de Morena y sus alcahuetes convenencieros y por el otro lado, un alcalde con la minoría en cabildo pero con la mayoría del pueblo.

En este pleito ¿Quien gana, quien pierde? ¿Quien realmente mueve la cuna? ¿Que interés tienen de que esto no avance? ¿Quien está tras bambalinas?

 

 

PUBLICIDAD

 

 

Facebook Comments
¡Comparte esta nota!